Albania

¿Por qué estamos en Albania?

Hoy, 5 de setiembre, se celebra la memoria litúrgica de la Beata Teresa de Calcuta. Publicamos el encuentro que tuvimos con ella donde nos pidió que enviásemos misioneros a Albania.

Habíamos estado con la Madre Teresa el 24 de mayo de 1991, en San Gregorio in Celio, con ocasión de una Misa aniversario de su vida religiosa. Quedamos de encontrarnos el domingo siguiente.

El domingo, 26 de mayo de 1991, por la tarde acompañado de algunos sacerdotes, fuimos a ver a la Madre Teresa. Ente las cosas que hablamos la Madre Teresa me pidió sacerdotes para Albania y China. Yo le respondí que sinceramente nunca había pensado en Albania. Si, por el contrario en China, en ese tiempo ya había un grupo de sacerdotes preparándose (estudiando el idioma), para entrar en China. Le dije que no teníamos sacerdotes ahora como para enviar a Albania, pero que lo tendría en cuenta.

Pasados varios años, la Madre Teresa fue a Shanghái para entrevistarse con los dirigentes de China para tramitar el ingreso de sus religiosas y el nuestro en el gran imperio Chino, pero le fue negada la entrada.

Después del viaje por Shanghái, la Madre Teresa, nos dijo que no debíamos preocuparnos por China, que nosotros entraríamos en China juntos, es decir, ambas congregaciones, las Misioneras de la Caridad y los padres del IVE.

Me regaló una pequeña estampa, mimeografiada (adjunto aquí abajo), donde de puño y letra la Madre me enviaba su dirección en Calcuta donde la podía contactar cuando estuviesen listos los misioneros para ir a China y sobre la palma de una mano me escribió “you”[1], en referencia al bebé sostenido por una mano (la mano de Dios), su firma y una cita del libro de Isaías[2].

Después de algunos años vino a visitarnos a Roma Mons. Ottavio Vitale, y nos hizo el pedido de misioneros para Albania. Yo estaba un poco sorprendido, pues la Madre Teresa años atrás me había pedido sacerdotes para ese país. Sin dudarlo respondí a Mons. Vitale que no me podía negar de enviarle sacerdotes, pues la Madre Teresa, en persona, me lo había pedido. Así fue que enviamos misioneros y misioneras de nuestra Familia Religiosa a esas tierras. Y el 8 de diciembre del 2001 iniciaron la misión, en el pueblo de Kalivac.

Y la “profecía” de la Beata Madre Teresa, respecto a nuestra entrada en China, se cumplió. El  1 de julio de 1997, se produjo el así llamado “Handover”, en ese mismo día ambas congregaciones ingresamos en China, en Hong Kong, que pasó de ser colonia inglesa ser parte de la República Popular China.

Que Dios y la intercesión de la Beata Madre Teresa de Calcuta, protejan a los misioneros y hagan fructificar su labor evangélica.

R.P. Carlos Miguel Buela, IVE.

22 de febrero de 2013

Fiesta de la Cátedra de san Pedro, apóstol.

 

Recuerdo con el autógrafo de Madre TeresaAutografo de Madre Teresa

 


[1] Usted, ustedes, en inglés.

[2] Cf. Is 43, 1-5.